23 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

«Locos» apasionados y enamorados de la Revolución

Con la presencia del Primer secretario del Partido Miguel Díaz- Canel, concluyó este sábado la segunda Asamblea Nacional de la FEEM.
Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez
El Presidente cubano recibió el compromiso de la FEEM como continuidad segura de la Revolución. Autor: Roberto Suárez.

La certeza de que la nueva generación cubana sería «más firme, más dura, más revolucionaria, más internacionalista y más inclaudicable», como una vez lo advirtió el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, se demostró durante la sesión plenaria y final de la segunda Asamblea Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), que este sábado concluyó en la capital.

Fue una mañana muy emotiva y de compromiso con la gran familia de la organización, como ellos mismos se llaman, y que acompañó el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien ratificó el empeño, la pasión, el anhelo, la voluntad, sobre todo, porque nuestros jóvenes, nuestros estudiantes en Cuba, tengan todas las oportunidades para que se logre la mayor justicia social.

Al intervenir en los debates del plenario, el Jefe de Estado recordó la especial relación de Fidel con las nuevas generaciones y aquella certeza suya de que queremos una juventud que piense, que aprenda por sí misma a ser revolucionaria, que se convenza a sí misma, que desarrolle plenamente su pensamiento.

En tal sentido, añadió: «Ustedes son una juventud que piensa, ustedes son revolucionarios, no porque se lo digan, ustedes son revolucionarios porque tienen convicciones, fe en las ideas, en la Revolución», y recordó que estamos en otro momento de la historia y «ustedes son la generación que asume el reto histórico de otro centenario, del centenario del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz».

Precisamente, al eterno Caguairán fue el primer homenaje en el inicio mismo de esta Asamblea, porque de él los miembros de la FEEM han aprendido que deben «estar en permanente contacto con los problemas y realidades, y en constante lucha por resolverlos, sin aplicar teorías ajenas a nosotros, descubriendo las propias».

Durante más de dos horas los 270 delegados e invitados —reunidos en la Universidad del Partido Comunista de Cuba Ñico López— protagonizaron un espacio franco, con debates profundos que emergieron desde las aulas cubanas y que no terminarán en estos días, sino que continuarán ahora en cada escuela y centro de las diferentes enseñanzas que agrupa la FEEM, como aseguraron los estudiantes.

A la jornada de clausura también asistieron el miembro del Buró Político Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización del Comité Central del Partido; Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe del Departamento de Atención al Sector Social; y el vice primer ministro Jorge Luis Perdomo Di-Lella.

Igualmente, acompañando a los estudiantes estuvo Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), los ministros de Educación y Salud Pública, Naima Ariatne Trujillo Barreto y José Angel Portal Miranda, respectivamente, y otros representantes de los organismos formadores que atienden a los más de 270 000 miembros que tiene hoy la FEEM.

Pensando siempre en los más nuevos

Emociona mucho estar con ustedes hoy aquí, escucharlos, ver la coherencia con la que se expresan, cómo están planteando los problemas con mucho compromiso y con propuestas de soluciones, aseguró el Presidente cubano al comenzar su diálogo con los participantes en la segunda Asamblea Nacional de la FEEM.

Precisamente, al referirse a los desafíos que tienen las nuevas generaciones en la Revolución, significó que no veía la solución de los problemas en nuestra sociedad sin el valioso aporte de los jóvenes. Ustedes, dijo, lo están haciendo bien y prima el compromiso. Uno ve en ustedes la ratificación de las convicciones comunes que compartimos.

Del debate en torno al mejor funcionamiento orgánico de la FEEM, Díaz-Canel aseguró que lo primero que «se debe rescatar no es el trabajo de las estructuras superiores, sino del grupo, porque ahí todos son compañeros, amigos, de ahí salen las parejas, los colectivos, en el grupo se comparten ideas, intereses comunes» y añadió que «esa naturaleza del grupo tiene que ser sin formalismo».

Igualmente, agregó que el mayor valor de esta asamblea es poderle dar seguimiento a todo lo debatido y llevarlo hasta todos lados con proyectos genuinos. Si hay más vida interna habrá mejor vida externa. Cada aula tiene que ser distinta, transformadora, pero nunca alejada de las convicciones revolucionarias, expresó.

El Jefe de Estado les recordó a los estudiantes que su principal deber es estudiar, porque lo primero que se requiere para obtener valores y aportarle siempre al país es tener conocimientos. Además, les habló de llevar adelante la ciencia e innovación, pues son los jóvenes, «con sus pasiones, sus energías y su entusiasmo», quienes más se enamoran de ellas.

En otro momento agregó que podemos tener muchachos en situación de vulnerabilidad en las aulas, y ahí tiene que primar la solidaridad y que nunca aflore la burla. Hay que ver cómo los apoyamos desde la propia escuela. Y sobre las drogas, a pesar de no ser mayoría su consumo en los adolescentes, es un tema real que resulta necesario identificar a tiempo dentro y fuera de los centros docentes y denunciarlo para ayudar a ese joven, afirmó.

Por naturaleza ustedes son una generación más inclusiva y hoy tienen normas jurídicas muy avanzadas como el Código de las Familias; sin embargo, hay que trabajar en aquellas expresiones de discriminación que quedan vivas. Sobre  el embarazo adolescente, refirió que requiere de un trabajo sensible y de diálogos en las aulas.

A la cultura general integral Díaz-Canel dedicó un aparte para comentar con los muchachos de la FEEM que en la actualidad nos aplican una estrategia de colonización cultural con contenidos totalmente subversivos que tratan de romper el conocimiento sobre nuestra cultura. Y cuando los pueblos ven rotos sus paradigmas, entonces asumen otros, los del imperio.

En nuestras raíces hay mucho que enaltecer en ese sentimiento de cubanidad. Hay quienes distorsionan la historia, pero los que tenemos que conocerla de manera puntual somos nosotros. Es importante, por ello, conocer las esencias, alentó, y siempre ir con la verdad por delante. En tal sentido, llamó a ver las redes sociales con pensamiento crítico.

En cuanto al fenómeno migratorio de los jóvenes, agregó, hay que tener presente que ellos sigan comprometidos con su tierra. A los que se han ido tenemos que tratar de que no rompan con nuestro país, fue aquí donde se formaron y crecieron, por tanto, todos tienen espacio en Cuba para aportarle a su desarrollo.

A todas las enseñanzas hay que prestarles atención y, en el caso del movimiento deportivo y artístico, expresó, es importante hacerlo de forma más directa. No podemos dejar de lado tampoco la formación de nuestros maestros con la enseñanza pedagógica, que son el futuro en nuestras aulas, aclaró.

Este es un mundo antidemocrático, con tantas brechas, y en él vive Cuba, de la que estamos plenamente orgullosos, reseñó el Presidente. Ustedes son una generación que nació y ha vivido cruelmente bloqueada; sin embrago, ha tenido las oportunidades que ha brindado la construcción socialista en Cuba. Imagínense ahora cuánto hubiésemos logrado nosotros y ustedes sin ese bloqueo que ha sido recrudecido tratando de desprestigiar la Revolución, agregó.

La lógica socialista es la que debe salvarnos hoy y siempre, con nuestro propio talento y con la resistencia creativa que en el caso de ustedes empieza desde el aula, enfatizó Díaz-Canel, quien dejó a los muchachos y muchachas la tarea de implicarse de lleno en la Política integral de la niñez, adolescencia y juventudes aprobada por el país, una de las más emancipadoras, apuntó.

El éxito de esta Política tiene que ver con la manera en que ustedes participen y le aporten a la implementación y en lo que ustedes sientan como beneficio también. A eso los convocamos también desde las estructuras de la FEEM, empezando desde el grupo, señaló el Jefe de Estado, quien añadió que «así estaremos defendiendo el socialismo, que es para nosotros dignidad, soberanía, independencia y justicia social».

Retos y compromisos de la organización

Al presentar el informe central a la Asamblea, Janny Blanco Gómez, quien ayer concluyó su tarea al frente de la FEEM en el país, señaló que se llegó a esta cita luego de realizar un amplio debate caracterizado «por el diálogo crítico y propositivo, con la alegría que nos identifica, sin dejar de ser profundos y optimistas».

Añadió que el proceso asambleario ha permitido atender las particularidades de cada enseñanza, enfocando el trabajo desde el grupo y hacia los problemas que afectan tanto a los estudiantes como al país; sin embargo, se evidenciaron deficiencias en las diferentes estructuras para dar solución o respuesta a los planteamientos.

Otras deficiencias son que no se logra que la asamblea de grupo sea el espacio más importante de debate, donde se planteen las principales inquietudes y se realicen propuestas y que en la formación vocacional y orientación profesional falta mucho por hacer desde la FEEM y en coordinación con otros organismos, teniendo en cuenta los intereses para el desarrollo de cada territorio.

La organización, consta en el informe, tiene ante sí el reto de representar los gustos, intereses y expectativas de los estudiantes, para ello es importante que los proyectos y movimientos abarquen la diversidad de la membresía, adaptando los espacios a las características de cada centro y enseñanza.

En tal sentido, se destaca que «no podemos seguir esperando indicaciones, tenemos complejidades que deben ser enfrentadas desde cada centro y en el ámbito comunitario; el embarazo en la adolescencia, el consumo de sustancias sicoadictivas, el abandono de estudios, limitaciones en las propuestas para la recreación, los intentos de colonización cultural, el fraude académico y la comisión de delitos».

Otros temas destacados en el informe y que luego fueron debatidos por los delegados fue la urgencia de fortalecer el funcionamiento de la UJC en los espacios de la FEEM, que la enseñanza técnica y profesional sea dignificada y se comprenda su enorme valor, así como potenciar las tareas productivas y de impacto social, porque «los estudiantes no podrán ser una generación enajenada de los problemas que afectan a Cuba».

En sintonía con lo mucho que tendrá que hacer la Federación —siempre desde la defensa de la Revolución—, el estudiante Eduardo Ávila dijo que ahora toca darles soluciones a los problemas planteados, como son algunas expresiones de discriminación, tanto por el sexo, color de la piel o de cualquier tipo.

Es algo que una organización revolucionaria como la nuestra no se puede permitir, refirió el villaclareño Jerry Domínguez, quien se refirió al embarazo adolescente y otros males que aquejan en las aulas como el consumo de droga. La campaña que se presentó para combatir este flagelo frontalmente debemos implementarla en cada escuela, señaló.

Mientras que Elizabeth Cervantes, delegada por Camagüey, trató el tema de las escuelas pedagógicas y recomendó que al estudiante que opte por una carrera de este tipo se le realice una prueba de aptitud. Entre tanto, la matancera Erika Machín recordó que la atención al atleta en las escuelas de iniciación deportiva resulta un punto medular que a veces se descuida.

En otro momento de las intervenciones, se habló de la falta de preparación de los líderes estudiantiles, y la delegada avileña Teresa de Jesús García reconoció que se hace necesario un trabajo más profundo y directo con ellos, ya sea por medio de un vínculo más estrecho con las organizaciones superiores como por nuevos métodos  de trabajo.

Por su parte, la holguinera Amanda Santos Viamonte —quien en esta jornada resultó electa como nueva presidenta de la FEEM en el país—, hizo énfasis en la formación vocacional y orientación profesional, la cual no puede depender solo del acercamiento a la escuela de los organismos, sino que los propios estudiantes y la familia también tienen el deber de hacerlo.

El actual proceso asambleario ha levantado nuevamente el debate en nuestras aulas. Ello tenemos que aprovecharlo ahora para no permitir más que nuestros problemas se propaguen y queden sus soluciones solo en las palabras, enfatizó el habanero Luis Yoel, quien aseguró que «aquí los primeros que tenemos que cumplir con lo dicho somos nosotros».

Tenemos que dejar de pensar muchas veces cómo se conciben desde las estructuras superiores las cosas y pensar más apegado a las aulas, al grupo…. Si realmente funcionamos, entonces la FEEM existe. Este es el momento para rectificar si así es preciso, con la tremenda valentía que nos caracteriza y como «locos» apasionados y enamorados de la Revolución, significó.

Francos y desenfadados fueron los debates en los que no solo se plantearon problemas, sino que se propusieron soluciones por parte de los estudiantes de la FEEM. Foto:Roberto Suárez

Por la vida y el futuro

¿Cómo aportar? ¿Cómo prepararnos para enfrentar nuestros desafíos? ¿Qué les corresponde hacer a los miembros de la FEEM para labrar un mejor futuro? Fueron esas algunas de las interrogantes de Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, al pronunciar las palabras de clausura de la segunda Asamblea Nacional de la organización.

«Ustedes durante los debates del proceso asambleario han demostrado que la respuesta no es cruzar los brazos. Sus respuestas no han sido solo criticar y demandar soluciones. Ustedes han propuesto, han sugerido buenas ideas, han dialogado francamente con la dirección del país. Eso es lo que esperamos», reconoció.

En nombre de todos los que tienen la responsabilidad de acompañar a la Federación, pidió a sus integrantes que se eduquen para ser mejores personas, con cualidades humanistas, con alto sentido del compañerismo y de la solidaridad, así como prepararse para una profesión y aportar al desarrollo económico y social de la patria.

«También les pedimos seguir creciendo con alegrías, satisfacciones, motivaciones por la vida y el futuro en una Cuba inmensa que obligatoriamente tiene que ser mejor», significó Álvarez García, quien los llamó a seguir repensando la FEEM de todos y todas, que debe ser más inclusiva.

Además, los convocó a diseñar espacios de convivencia común entre los estudiantes de las diferentes enseñanzas y especialidades, porque en esa diversidad está la mayor potencialidad que tienen. «Ustedes deben rescatar nuevas formas de estudiar la Historia, no sola la de Cuba, también la universal, la contemporánea, pues ello es aprender a dialogar, a transmitir argumentos, es formarse criterios y defender razones», dijo.

En otro momento de su intervención, la Primera Secretaria de la UJC aseguró que los estudiantes de la FEEM son los que más cercanos tienen el deber sagrado de contribuir a la salvaguardia de la Patria desde el cumplimiento del servicio militar, tanto los muchachos, como las muchachas, y que tienen que prepararse para ese momento.

«Estos son tiempos también de contribuir a expandir la verdad de Cuba por el mundo, a defender nuestras conquistas, y ustedes, junto a nuestra UJC, pueden dar a conocer esas verdades desde la creación de movimientos de solidaridad, el intercambio con adolescentes y jóvenes del mundo y desde la sensibilidad con cada causa justa.

«Los dirigentes de la organización, en su mayoría aquí presentes hoy, deben erigirse en verdaderos líderes de su grupo de coetáneos, deben impulsar movilizaciones, debates, acciones que rebasen los muros de las instituciones educativas y compulsar a todos los miembros a un mayor compromiso juvenil», expresó.

Álvarez García recordó a los miembros de la FEEM que es en esta organización donde primero se alcanza la militancia comunista y es la primera escuela para militar en la UJC. «Aprovechemos esta etapa, para aprender a ser un joven militante, para que sigamos siendo vanguardia y para que quienes inician en este momento de la vida puedan crecer como ejemplo para el resto de su colectivo».

Al resaltar el valor de esta Asamblea, de «este diálogo abierto, claro y de frente», les pidió volver a él en cada grupo y con cada estudiante a partir de lo planteado ahora. «Ratificamos nuestra satisfacción ante ustedes de que sabemos que la FEEM tiene el propósito de crecer y modificar su funcionamiento a las nuevas etapas. Empeño en el que la UJC siempre los acompañará, aquí con Cuba».

  • Yuniel Labacena Romero/ Juventud Rebelde 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *