21 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

20 de octubre: Con el corazón de la Patria latiendo en el pecho

Hoy es 20 de octubre y el reconocimiento a la significación de esta fecha palpita con el corazón que se refleja en el río matancero.

20 de octubre: Con el corazón de la Patria latiendo en el pecho

Late desde hace un año el corazón del escultor Agustín Drake sobre el río San Juan, la bella escultura del artista matancero con la fuerza de la nación cubana.

Es un monumento rojo en el margen de la ribera sur, junto a las casetas de los pescadores y pendiente de una grúa centenaria, patrimonio de la ciudad de Matanzas, como exponente de su desarrollo a lo largo de estos siglos.

Hoy es 20 de octubre y el reconocimiento a la significación de esta fecha palpita con el corazón que se refleja en el río matancero.

Un buen cubano sabe que se conmemora el día que se cantó por primera vez, La bayamesa, himno compuesto por el patriota Perucho Figueredo, integrante de las tropas comandadas por el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes cuando se inicia la lucha por la Independencia de Cuba y las fuerzas insurrectas toman el pueblo bayamés en 1868.

Esa pieza musical, devino Himno Nacional y se venera, como símbolo de lo más sagrado de la nación, junto a la bandera de la estrella solitaria, el escudo, el tocororo y la flor de la mariposa. Fue el histórico momento en que se fundieron en un lazo indestructible la Cultura y la Nación.

Nuestro pueblo eleva como divisa el axioma martiano: “La madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus vicios, es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura”.

Llegamos a este 20 de octubre en condiciones complejas y lo celebramos. Necesitamos preservar la riqueza patrimonial de nuestro suelo, la integridad espiritual de lo que hemos construido.

Son tiempos de aguda crisis mundial, de batallas sin límites para mantener nuestra soberanía; son instantes de audacia, voluntad, y muestras de lo que somos capaces como pueblo frente a las adversidades. Igual que en 1868, con el himno en los labios y el corazón de la Patria latiendo en el pecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *