19 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

«Dame un abrazo» (+audio)

El ser humano a través de los siglos ha adoptado una serie de costumbres convertidas en tradiciones e identidad. En esta parte del mundo, somos personas dispuestas a demostrar abiertamente nuestros sentimientos. No somos ceremoniosos como los asiáticos, ni fríos como los nórdicos, ni tenemos esa flema inglesa que mira sin inmutarse.
El ser humano a través de los siglos ha adoptado una serie de costumbres convertidas en tradiciones e identidad. En esta parte del mundo, somos personas dispuestas a demostrar abiertamente nuestros sentimientos. No somos ceremoniosos como los asiáticos, ni fríos como los nórdicos, ni tenemos esa flema inglesa que mira sin inmutarse.
Ni falta que nos hace, nunca hemos entendido cómo pueden ser tan sosos en sus relaciones. Nosotros nos abalanzamos sobre familiares y amigos como si el contacto físico nos alimentara. Para nuestra sangre mediterránea, el contacto es lo mejor.
Por eso le enseñamos a las nuevas generaciones a manifestarse de la misma manera: “Un abrazo a los abuelos”, “Un apretón para hacer las paces con tu amigo”, “Un quiero a mamá antes de ir a dormir..”.
Con la llegada de la pandemia del 2019, nuestros sentidos quedaron desorientados ante las indicaciones del distanciamiento social. No podemos quitarle mérito a esas medidas que salvaron tantas vidas, pero ¿Cómo luchar ante esa habitual necesidad de afecto causada por el reencuentro de un ser querido?
De repente quedamos atrapados en el limitado roce de un codo, para recordar la calidez de otro cuerpo. Atrapados en el juego de las miradas, como si los ojos fuesen ahora los labios del alma.
Para muchos resultaba en impotencia similar a una parálisis de sueño, era sin dudas una pesadilla. Y es que realmente los abrazos y los besos nos alimentan el corazón y el espíritu, equilibran nuestras emociones, nos hacen sentirnos fuertes, conectados y son sinónimo de alegría.
Según la ciencia, los humanos necesitamos abrazar y ser abrazados porque a diferencia de otros mamíferos, tardamos mucho tiempo a comenzar a andar, ser independientes y espabilarnos por nosotros solos. Los abrazos tienen tantos efectos positivos, y estos solo mejoran cuantos más abrazos recibes y das.
Entonces, celebremos este Día Internacional del Abrazo como mejor sabemos. Démoslos porque sí, porque lo sentimos, porque queremos recordarle a esa persona lo especiales que son para nuestras vidas, porque queremos amar y sentirnos amados. Ahora que podemos abrazar, abracemos y reparemos nuestras almas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *