21 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

El poder de una sonrisa

“Una sonrisa cuesta poco y produce mucho”, afirmó el cineasta inglés Charles Chaplin, quien logró convertirse en uno de los actores cómicos más famosos del planeta. “La sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes”, dijo el dramaturgo español Víctor Ruiz, quien mereció el Premio Nacional de Teatro, además de obras traducidas a varios idiomas, utilizadas incluso como libros de texto en su país.
Fotos: Tomadas de Internet

“Una sonrisa cuesta poco y produce mucho”, afirmó el cineasta inglés Charles Chaplin, quien logró convertirse en uno de los actores cómicos más famosos del planeta. “La sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes”, dijo el dramaturgo español Víctor Ruiz, quien mereció el Premio Nacional de Teatro, además de obras traducidas a varios idiomas, utilizadas incluso como libros de texto en su país.

“Más que el alumbrado de la cara, la sonrisa constituye además la calefacción del corazón”, sentenció la escritora Bárbara Johnson, y de sus libros, más de cinco millones de ejemplares se han distribuido en los Estados Unidos.

Cada año, el primer viernes de octubre muchos celebran el Día Mundial de la Sonrisa. Todo parte del famoso símbolo iconográfico Smiley face o Carita Feliz que tanto usamos. En 1999 su creador Harvey Ball, decidió proclamar esta fecha pensada “para ser feliz y llevar alegría a otros, aunque sea por un día”.

Y eso me hace pensar en tantas personas que ahora mismo no encuentran las fuerzas para sonreír. Una repentina pérdida, un padecimiento que lacera o una necesidad cada vez menos llevadera, puede apagarnos sigilosamente la sonrisa. Porque para nadie es un secreto que ese gesto de luz suele transformarse en ensombrecida mueca cuando no está acompañado de un impulso verdadero.

Sin embargo, para Chaplin, Ruiz y Johnson tampoco faltaron los momentos de pobreza, dolor o enfermedad, pero aun así ellos decidieron compartir esa chispa que lograra encender el rostro de los demás.

Según la ciencia, al sonreír el cuerpo libera cortisol y endorfinas que proporcionan numerosos beneficios para la salud: reducción de la presión arterial, aumento de la resistencia, disminución del dolor y un sistema inmunológico más fortalecido. A eso se refería Chaplin cuando aseguró que “alivia el cansancio y consuela la tristeza”.

Puede que por estos días a algunos nos haya costado un poco sonreír. Basta que de nuestros motivos para estar felices, al menos uno se quiebre, para que no sea el mismo rostro alegre el que nos devuelva el espejo. Pero, los recuerdos a veces nos sorprenden y es posible que incluso allí en lo más escondido, encontremos esa sonrisa que ahora nos falta, una sonrisa viva como la luz de la mañana, dulce y esperanzadora.

No es menos cierto lo que escribiera el rey Salomón, “el corazón alegre constituye buen remedio”,  o la sentencia de Teresa de Calcuta, “la paz comienza con una sonrisa”. Por eso, este primer viernes de octubre, sería bueno hacer una pausa a las dificultades y sonreír a los demás. Quién sabe, a lo mejor otros podrían borrar la tristeza al recordar tu mágica sonrisa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *