19 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Ecos del recital de poesía de Alfredo Zaldívar en la UNEAC 

El poeta Alfredo Zaldívar Muñoa abrió su corazón ante los matanceros reunidos en la Casa Social de la UNEAC, en espera ansiosa de un recital signado por la pasión surgida ante esta bella ciudad

Miércoles de Poesía

El poeta Alfredo Zaldívar Muñoa abrió su corazón ante los matanceros reunidos en la Casa Social de la UNEAC, en espera ansiosa de un recital signado por la pasión surgida ante esta bella ciudad que lo acogió como hijo cuando llegó de tierras orientales hace más de 40 años.

El espacio ideal fue el legendario Miércoles de Poesía, cuya sede recorre el centro histórico yumurino cual tórtola en fuga, y en esta ocasión posó su vuelo en la casona de la calle Milanés, a pocos pasos de la Plaza de la Vigía.

Recordando a su madre, que cumpliría cien años, “esa muchacha que me ha vuelto a parir”,  el reconocido promotor cultural ofreció un panorama de su vasta obra poética, con más de 20 títulos, entre los cuales leyó con destaque los poemas incluidos en los textos Concilio de las aguas, La vida en ciernes,  Malentendido, Cuchillos en el aire y el laureado Trillos/precipicios/concurrencias, que obtuvo el Premio de la Crítica 2016 y fue publicado en edición bilingüe por Red Mountain Press, en Estados Unidos.

Pero su propósito máximo era dar a conocer algunos versos de su nueva obra, nombrada Carga pesada, sobre la cual expresó en entrevista para este medio:

“Es un libro que tiene muchas temáticas, como casi todos mis textos, hay poemas familiares, dedicados a mi padre, a mi infancia, escribí acerca de la racialidad, el amor, existenciales, lo que hablan de la realidad inmediata.”

Al indagar sobre por qué escogió ese título, nos dijo:

“Parte de un poema homónimo, que haba de la amistad y las cargas que uno lleva, de lo que encuentra el hombre en su camino y de esa carga que uno arrastra.

“Parte de una colección de piedras que he guardado toda mi vida, son de distintos lugares. Dondequiera que he estado he recogido pìedras y alrededor de estas, que como se dice ´rodando se encuentran´ o si ellas me encontraron a mí, se hilvana la historia de cada una para culminar con el juicio de que todo resulta una carga pesada llevada a lo largo del camino, con un enfoque simbólico.”

Con los años, el también Premio Nacional de Edición y director de Ediciones Matanzas, ha evolucionado su escritura hacia el ensayo, con acertada pluma, y la narrativa,  resaltada a partir de la publicación de su exitosa novela, inspirada en el pintoresco personaje “Seboruco”.

Como toque distintivo de la cita los asistentes disfrutaron, alternando con los versos, de la bella voz de Olga Muñoz, acompañada  a la guitarra por el maestro Mayito Guerrero.

Fue una tarde de emociones y aplausos, porque la poesía de Alfredo Zaldívar posee tonalidades y giros que siempre sorprenden por la sutileza de su pensamiento, capaz de reflejar la atmósfera lírica o real en sus zozobras de una ciudad eternamente soñada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *