Teatro de las Estaciones le canta a la vida con «Tres flores de invierno»

Teatro de las Estaciones anuncia para este mes de diciembre la temporada teatral “Tres flores de invierno, en la sala Pepe Camejo, como homenaje a tres mujeres cubanas, imprescindibles desde sus manifestaciones artísticas: la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, la cantautora Teresita Fernández y la escritora Dora Alonso. Será un nuevo encuentro para acercar a los niños a lo más excelso de nuestra cultura nacional.

Provechoso fin de año ha logrado la prestigiosa agrupación matancera al habérsele conferido dos importantes lauros: el Premio FITIJ 2022 al mejor espectáculo en la categoría de teatro infantil, por la puesta en escena de Una niña con alas, bajo la dirección de Rubén Darío Salazar Taquechel, y el Premio de Diseño Rubén Vigón de la UNEAC en la categoría de Teatro de Figuras a Zenén Calero Medina, por su trabajo en la obra Todo está cantando en la vida, ambos maestros Premios Nacionales de Teatro 2020.

El Premio FITIJ se trata de un galardón internacional, conquistado por su presentación en el 13 Festival Internacional de Teatro para la Infancia y la Juventud de Santo Domingo, en República Dominicana, efectuado en el pasado octubre, cuando durante diez funciones ofrecieron su arte en el Colegio Iberia, de Santiago de Los Caballeros; en las salas del Teatro Nacional Eduardo Brito, Nova Teatro, Casa de Teatro y en el Guloya.

La obra Una niña con alas, estrenada en 2009, ha sido representada además en México y Venezuela con gran acogida por parte del público infantil y la crítica especializada.

De esta pieza el crítico Norge Espinosa comentó que deviene “paseo escénico por la poesía para niños de Dora Alonso. Tres actores que juegan a ser muchachos dialogan con el público a través de canciones infantiles y un verso que sabe a lluvia, a hierba recién crecida. El espectáculo parece concebido para un niño que crece y se deleita con el juego, la música, el color, pero también con la palabra poética.”

En cuanto al galardón de Zenén Calero, consiste en un relevante concurso convocado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con carácter bienal y premia lo más destacado en las categorías de teatro de figuras, luces, vestuario y escenografía.

Sobre esta distinción, obtenida ya por el artista en anteriores certámenes, Zenén ha indicado que resulta expresión de su concepto estético en la modalidad de figuras, pues permite construir “un mundo que lo contiene todo: las casas, los árboles, las nubes, los animales. Un universo con una simbología que responde a la puesta en escena concebida por el director, donde el diseñador tiene que ser un apoyo fundamental.

“Los muñecos, además de ser entes en movimiento con sentimientos e historias, constituyen un volumen elaborado con texturas, líneas y colores que hablan y entran por los ojos del espectador hasta llegar a su corazón y su pensamiento”.

La obra Todo está cantando en la vida es, en esta ocasión, un tributo a una de las grandes figuras, la compositora e intérprete Teresita Fernández.

Ambos artistas han querido extender el reconocimiento de estos galardones a sus actores y actrices, a los músicos y al equipo técnico de la estelar agrupación Teatro de las Estaciones, de Matanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *