Ganadores ante la adversidad

              Decisivo son los Cocodrilos en la recuperación de Supertanqueros. 

Haciendo diques o aislando líneas para contener derrames de combustibles, pieza clave resultaron empleados de la unidad empresarial de base (UEB)  de Transporte de Hidrocarburos y Derivados Centro-Oriente en Matanzas, comercialmente EMCOR,  en el  siniestro de Supertanqueros, ocurrido en agosto de este año.

Apenas dos o tres horas después de las varias descargas eléctricas incendiarias de uno de los cuatro tanques que formaban aquella batería, allí estaban los encargados de la construcción, reparación y mantenimiento de depósitos de combustibles, ductos de todo tipo, protección anticorrosivo e instalaciones en general, entre otros servicios.

“Tuvieron una actitud insuperable en el combate contra el fuego. Ni en los momentos más duros quisieron dejar su trinchera”, confiesa emocionado Tomás Medina Hernández, director de la UEB. “Fueron héroes en el incendio y también lo son ahora, en la recuperación”, afirma satisfecho.

No hay días en que Yurisán y Pavón (a la derecha) no se conmuevan con los sucesos trágicos de Supertanqueros.

Narra Alexis Pavón que “el 8 de agosto, Emelio León Barroso («Papito»), autor de la invención, nos llamó para hacer con suma urgencia un trabajo. La turbina traída por nuestros hermanos  venezolanos no lanzaba agua con fuerza por ser incompatibles las mangueras de ocho pulgadas de ellos con las de seis existentes en la base.  

“Fue así como comenzamos a materializar  la idea de «Papito», un manifold creado con un tubo de diez pulgadas, le pusimos cuatro entradas, soldamos todo aquello sin parar hasta las 3:00 de la mañana.  Así logramos la presión de agua necesaria…”

Yurisán y Emmanuel en la construcción del equipo que ayudó a extinguir el fuego en Supertanqueros. Foto: Tomada del facebook de Emelio León.

Al otro día asumieron un encargo similar. El problema de los equipos de Venezuela se repetía ahora en los de México, pero al revés. “Sus mangueras de cuatro pulgadas y las nuestras de seis. Entonces hicimos reducidos de seis para cuatro y se logró resolver el problema.  Sin embargo, hubo tanta presión, que se averió la tubería de 14 pulgadas del sistema contra incendios del muelle 1. La candela la había dañado, así que en medio de esa tensión, paramos el bombeo y cambiamos los 16 metros rotos, con otro inconveniente: al no haber ductos de aquella medida, buscamos un reducido y montamos tubos de doce pulgadas…”

Recuerda Pavón, aún triste por la pérdida de 17 personas, entre ellos bomberos, que nunca olvidarán el gesto solidario de un matancero, a quien le llevaron a soldar una pieza con un material que ellos no estaban utilizando en ese momento. Después de hacer su parte, aquel cuenta propia se negó a cobrar un centavo y dijo: “Ese es mi aporte para que ese fuego se detenga ya. Yo también quiero hacer lo mío por Matanzas”.

En medio de un panorama de tensiones y peligros, resume Pavón, encontraron rápidas soluciones. “Nos empeñamos para que nadie más muriera, a riesgo, incluso, de nuestra propia vida”.

Pavón y otros tres de su tropa recibieron la condición Seguidores del Che, concedida por la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR). “No podíamos dejar de premiar estas respuestas, ofrecidas  desde el talento  y la heroicidad”,  reconoce Yoansy Álvarez Baró, el presidente de la asociación  en Matanzas.

De izquierda a derecha, José Enmanuel, Yurisán, Pavón y Leonardo merecieron la Condición Seguidores del Che, que otorgar la ANIR.

Los autoproclamados Cocodrilos son actores fundamentales en el programa de recuperación y transformación  vigente desde el pasado 15 de agosto en el estratégico enclave de la conocida como zona industrial.

Como mismo sucedió en los días tristes de agosto, “mi gente sigue aquí, sin temor a nada, para recuperar la base en el menor tiempo posible”,  manifiesta Tomás Medina. Junto a él están sus Cocodrilos, acostumbrados a ganarle el choque a cualquier adversidad diaria.

  • Fotos de la autora

Foto 3:  Foto de la Autora

Foto 4:  Foto: Noryis    Foto: De la Autora

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *