Priorizan en Matanzas atención a la agroindustria azucarera para su recuperación

Foto del perfil en facebook de la vicegobernadora, Marieta Poey zamora.
Foto del perfil en facebook de la vicegobernadora, Marieta Poey zamora.

La primera secretaria del Partido en Matanzas, Susely Morfa González junto al gobernador, Mario Sabines Lorenzo y otras autoridades de la provincia de Matanzas, intercambiaron este domingo con los pelotones cañeros de la Cooperativa de Producción Agropecuaria Dagoberto Rojas, de Calimete como parte del sistema de trabajo de atención a la agroindustria azucarera en la presente zafra.

El encuentro de las máximas autoridades del territorio con los que contribuyen a la producción destaca entre las acciones para el rescate no sólo del aporte de azúcar y caña, sino de los derivados para la elaboración de alimento animal y otros productos con destino al autoabastecimiento.

La prioridad de recuperar la fabricación de azúcar y sus derivados, así como el aporte a la generación de energía con el empleo de turbos que emplean biomasa se incluye entre las acciones de mayor urgencia en la estrategia presentada por la provincia el 13 de enero último al presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez.

En ese sector Díaz Canel llamó a romper la mentalidad importadora y recuperar capacidad exportadora de la industria azucarera para ponerla también en función del desarrollo local y en mejoras a sus trabajadores en cada base productiva.

Orlando Vandrell Coello, director de Coordinación y Supervisión de Azcuba en Matanzas, ponderó que el central Jesús Sablón Moreno (Rabí), de Calimete cumplidor de la zafra chica en diciembre último y de aguardiente marcha a la vanguardia en la siembra de caña que aunque pequeño, lo sobrecumple.

Vandrell aseguró que el compromiso de siembra en el mes se satisface y el ingenio Rabí labora en una máquina de riego de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Batey; al tiempo que enfatizó de la cantidad de caña que se logre sembrar y la calidad con la que se realice el proceso se decide, en gran medida, la estabilidad de la producción azucarera.

Varias dificultades afectan el fomento de las áreas cañeras, entre las que figuran, la falta de combustible o su llegada tardía, los problemas de explotación de la maquinaria, la baja disponibilidad técnica de los equipos y la escasez de fertilizantes y herbicidas.

El ingeniero Vandrell Coello resaltó que el país necesita lograr una buena siembra en cada provincia para elevar los rendimientos por área, además de que los retoños, a medida en que aumenta el número de corte, van disminuyendo su producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *