19 de abril de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Programa del PENUD en cuenca hidrográfica San Juan-Matanzas

Disminuir los procesos degradativos en la cuenca hidrográfica San Juan-Matanzas es el objetivo fundamental del proyecto que se realiza en la Cooperativa Juan Ávila, de Limonar, auspiciado por especialistas de la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA) de esta provincia.
Con el novedoso Programa del PENUD no solo el ganado se beneficia con más y mejor pasto, sino los suelos y las aguas subterráneas. Fotos: Tomadas de Internet

Disminuir los procesos degradativos en la cuenca hidrográfica San Juan-Matanzas es el objetivo fundamental del proyecto que se realiza en la Cooperativa Juan Ávila, de Limonar, auspiciado por especialistas de la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA) de esta provincia.

Así lo dio a conocer Carlos León Rubio, director de proyectos del ACPA, quien agregó que estas operaciones las financia el sistema de Pequeñas Donaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PENUD), que propugna el cambio y hace que los países tengan acceso al conocimiento, la experiencia y los recursos necesarios para ayudar a un futuro mejor. En este caso el aporte reviste característica ambiental.

Conscientes de que mediante labores productivas con vacunos se puede tributar también a la disminución de problemas ambientales, como es la degradación de los suelos, se acometen acciones que contribuyan a buenas prácticas en el manejo de la ganadería con tales rumiantes.

Cuanto se hace en la citada cuenca permitirá, además, la restauración del ecosistema en sentido general.

Además, dijo el mencionado especialista, la implementación de un adecuado sistema de acuartonamiento de las reses es básico para la efectividad productiva de leche y carne de estos mamíferos y, simultáneamente, ayuda a obtener mejor desarrollo y altura de los pastos.

Esto mejora, a su vez, la alimentación del ganado que, con su excreta convertida en materia orgánica, ayuda a captar el bióxido de carbono que existe en el aire, y lo deposita en la tierra, para mejorar la función de los suelos, devenido sumidero del carbono.

Ello permite el aumento de infiltración de lluvias que van a parar a las fuentes subterráneas de agua, en este caso uno de los principales abastecimientos del líquido para el acueducto de la ciudad de Matanzas, por lo que el mencionado proyecto reviste especial importancia.

Además, se retiene la humedad de los suelos y, junto a los pastos, es beneficioso para los otros cultivos y plantas existentes en el lugar.

Se ha introducido el concepto de manejo sostenible para estas tierras, y es real, porque todo ese espacio, que incluye lo geológico hasta la atmósfera, es parte de un proceso histórico y cultural que en la actualidad encuentra finalidad de beneficio agrícola y, por ende, de desarrollo social.

Estas acciones productivas del Programa del PENUD, explicó León Rubio, incluyen a varios campesinos que en lo adelante contarán con riego por goteo, abono orgánico, biodigestores de excreta de vacunos y planes de manejo sostenible de la tierra.

En lo cultural, incluye encuentros de identificación de algunos sitios arqueológicos e históricos, como el aborigen nombrado La Cañada.

La aplicación de este Programa de la citada organización mundial es un ejemplo de la implementación de la ciencia y la técnica al servicio de la familia campesina matancera

. / Girón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *