Mi primera pañoleta

No me rendí hasta lograr que el nudo me quedara como el de mamá, ni muy ajustado, ni muy suelto. ¡Ella tuvo una facilidad desde el primer día para que aquella pañoleta azul luciera hermosa en mi cuello! Luego descubrí en una foto que la de ella fue de dos colores, pero yo estaba feliz con la mía clarita como el cielo, como el mar que rodea esta Isla.

Leer más

Juré ser como el Che

Apenas amanece cuando mi sobrina y yo nos despedimos del resto de la familia. Ella toma su mochila y con pasos apresurados caminamos rumbo a la escuelita primaria donde un día aprendí a leer. Llegamos y suena el timbre. Busca su puesto en la fila de los niños de segundo grado y en posición de firme saluda la bandera.

Leer más
1 2 3 4 16