Dos hechos, una fecha: yate Granma y Fuerzas Armadas Revolucionarias

Hace exactamente 66 años arribaba a las costas del sur oriental de Cuba el yate Granma, un hecho que marcaría, sin dudas, el primer paso en el largo camino de la verdadera independencia del país.
En julio del año 1955 el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, junto a decenas de compañeros comenzaría a preparar en tierras mexicanas las condiciones para un nuevo estallido en Cuba, pues la situación así lo ameritaba.
Ello quedó muy claro cuando Fidel expresó: “Las puertas adecuadas a la lucha civil me las han cerrado todas. Como martiano, pienso que ha llegado la hora de tomar los derechos y no pedirlos, de arrancarlos en vez de mendigarlos. La paciencia cubana tiene límites”.
Una vez todo estuvo listo para partir, en la noche del 25 de noviembre, zarpó el yate Granma desde el puerto de Tuxpan. A bordo de la embarcación se encontraban 82 tripulantes, entre ellos Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos y por supuesto, Fidel y Raúl Castro Ruz.
Según lo planeado, el Granma debía arribar a tierras cubanas el día 30 de noviembre. En Cuba estaban listas las condiciones para iniciar alzamientos en varios puntos durante la fecha señalada, uno de ellos sería el que ocurriría en Santiago de Cuba; todo con el objetivo de dispersar a las tropas batistianas.
Pero por las inclemencias del tiempo y la caída al agua de Roberto Roque, la llegada se retrasó. Por lo que el 2 de diciembre de 1956 el yate Granma encalló en una punta de mangle nombrada Los Cayuelos, a dos kilómetros de playa Las Coloradas.
Aunque fueron sorprendidos por las tropas de la tiranía, algunos expedicionarios lograron escapar y adentrarse en la Sierra Maestra, donde posteriormente desarrollarían la guerra de guerrillas y lograrían la libertad de Cuba, pues como proclamara Fidel en una ocasión: “Si salimos, llegamos; si llegamos, entramos; si entramos, triunfamos”.
Este hecho marcó gran relevancia en la historia de Cuba, pues constituye la continuidad del proceso iniciado con el asalto al cuartel Moncada.
Luego del triunfo de la Revolución y a cinco años del desembarco, se reconoce a esa fecha como el día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. A 61 años de su creación, las FAR han cumplido con notas sobresalientes las múltiples tareas encomendadas.
Preservar la soberanía e independencia nacional, la integridad territorial y el sistema político, económico y social establecido en la Constitución de la Republica, constituye la principal prioridad del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
El desembarco del Granma y la creación de las FAR resultan dos hechos que no sólo están unidos por la fecha, sino por el significado de ambos; estos reflejan la continuidad que ha tenido el proceso revolucionario desde el 10 de octubre de 1868 hasta nuestros días y su importancia en la autodeterminación de nuestro pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *