15 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Covid-19 en Cuba: Tres años de ciencia

Llegado el 11 de marzo de 2020, ante la preocupante diseminación del Sars-COV-2, la Organización Mundial de la Salud ratificó a la Covid-19 como pandemia mundial, cuando, simultáneamente, Cuba confirmaba sus primeros tres casos de la contagiosa enfermedad. Tiempos oscuros y tensos se avizoraban, mas la ciencia cubana no quedaría de brazos cruzados ante los dolorosos eventos que se sucedían y protagonizó un notable capítulo en su bregar investigativo, a la vez ponderó su prestigio nacional e internacional.

El ocaso del año 2019 implicó un giro de 180º para todos. Un inesperado visitante llegó y cubrió con su manto de incertidumbres el presente y futuro de la humanidad. Cerraron las escuelas, las universidades, las empresas, los centros de trabajo… El aislamiento, las medidas de seguridad y las mascarillas comenzaron a integrar nuestras rutinas y el escenario virtual se convirtió a través de las redes sociales, en el nuevo ecosistema para la convivencia humana.

Llegado el 11 de marzo de 2020, ante la preocupante diseminación del coronavirus SARS-CoV-2, la Organización Mundial de la Salud ratificó a la Covid-19 como pandemia mundial, cuando, simultáneamente, Cuba confirmaba sus primeros tres casos de la contagiosa enfermedad. Tiempos oscuros y tensos se avizoraban, mas la ciencia cubana no quedaría de brazos cruzados ante los dolorosos eventos que se sucedían y protagonizó un notable capítulo en su bregar investigativo, a la vez ponderó su prestigio nacional e internacional.

Cuba dispuso de una veloz y capacitada respuesta ante la situación de emergencia provocada por la entrada al país de la Covid-19, donde la integralidad y multisectorialidad del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, así como la labor de médicos, enfermeros, técnicos y demás trabajadores de la Salud posibilitó la obtención de bajos niveles de mortalidad y de pacientes graves y críticos en el contexto latinoamericano y mundial.

Sobre la base de aspectos como la demografía, la distribución poblacional, la atención médica universal, los métodos para la identificación de casos, el rastreo de contactos y su aislamiento en centros asistenciales, la extrapolación de modelos matemáticos foráneos a la realidad cubana fue esencial para la obtención de predicciones eficaces del comportamiento de la enfermedad y, por consiguiente para facilitar la reorganización, preparación y distribución de servicios y recursos humanos, así como de apoyo a la toma de decisiones gubernamentales para controlar la pandemia.

La juventud cubana encabezó la actividad científico-educativa, la orientación psicológica de la población, la confección de medios de protección, el desarrollo del comercio electrónico, así como la producción y distribución de alimentos y el apoyo sanitario en las comunidades. Vasta posición ocuparon además las eficaces vacunas Soberanas 01, 02 y Plus, así como Abdala y Mambisa, que junto a la tecnología Sistema Ultramicroanalítico o SUMA y pese a la agudización del bloqueo económico, comercial y financiero y el elevado costo de los medicamentos en el mercado foráneo, materializaron la ardua búsqueda de alternativas nacionales para afrontar al nuevo coronavirus.

Justo cuando suman tres los años desde que la Covid-19 impactara nuestro día a día, resulta el momento preciso para ensalzar el encomiable quehacer de científicos, médicos, psicólogos, matemáticos, personal de salud y todos aquellos trabajadores que, junto al sistema nacional de gobierno, hacen realidad ese futuro de hombres de ciencia que siempre nuestro Comandante en Jefe anheló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *