19 de abril de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Antonio Maceo en Matanzas, valentía, ingenio y estrategia (+Audio)

La victoriosa campaña militar ejecutada por Antonio Maceo Grajales y Máximo Gómez Báez para extender la gesta independentista de Oriente a Occidente en la Isla, constituye uno de los más gloriosos pasajes de nuestra historia.

La victoriosa campaña militar ejecutada por Antonio Maceo Grajales y Máximo Gómez Báez para extender la gesta independentista de Oriente a Occidente en la Isla, constituye uno de los más gloriosos pasajes de nuestra historia.

Y a los matanceros nos enorgullece el sabernos parte del épico periplo protagonizado por los insurrectos cuyo colofón se vivenció en Mantua y que quedó inmortalizado por el Generalísimo como «…el gran movimiento militar que aseguraba para más tarde el triunfo final de la revolución».

En el segundo tomo de su volumen Cuba – Crónicas de la Guerra (La Campaña de Occidente), el estudioso José Miró Argenter, reconoce que, pese a la furia con que la hueste invasora atravesó al territorio de Matanzas, las masas populares no manifestaron con tanta fuerza el germen libertario de sus compatriotas y, quienes se arriesgaban a hacerlo, vivían limitados a la clandestinidad, bajo el riesgo de posibles delaciones y la inminente represión del yugo colonial.

Además, según cuenta Miró Argenter, poco bastó a las fuerzas peninsulares para, una vez transitada la Atenas de Cuba por los mambises, restablecer la red ferroviaria y los triángulos estratégicos que conformaban su región central, destacando las zonas de Limonar, Corral Falso, Cimarrones, Bolondrón, Guareyras, Calimete, Amarillas y Jagüey por sus escuadras de guerrilleros y el tesón con que defendieron a España al calor de la Guerra Necesaria.

El 23 de febrero de 1896, a poco más de un mes de culminada la hazaña invasora y de haberse adentrado en las zonas pinareñas y habaneras, el Titán de Bronce se personó nuevamente en el centro del terruño yumurino para, según refiere el autor Emeterio Santovenia y Echaide en su texto Un Día como Hoy, de la Editorial Trópico (1946)  examinar la zona antes devastada por los soldados libertarios y atraer con su presencia la atención del enemigo hacia el norte de la provincia, tal como previamente había acordado con el jefe dominicano mambí.

Santovenia y Echaide reconoce además lo satisfactoria que resultó la jornada, puesto que pese a la escaramuza que sostuvo la columna insurrecta en la línea de Sabanilla, justo entre Navajas y Güira de Macurijes al batallar el coronel Eduardo García por dificultar el paso de un tren, la treta de ambos próceres se vio materializada, cuando el Titán marchó exitosamente hacia el distrito de Corral Falso para acampar dentro de las más intrincadas y fuertes líneas del entonces desconcertado adversario ibérico.

Fue este sin dudas, otro memorable testimonio del denuedo de Antonio Maceo y la astucia que compartía con Máximo Gómez en su incansable accionar por poner fin a la opresión colonial y hacer realidad los sueños de emancipación impulsados por Carlos Manuel de Céspedes aquel 10 de octubre de 1868.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *