15 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Serie Nacional de Béisbol: ¿pocas posibilidades o falta de desarrollo?

«El béisbol es acerca de talento, trabajo duro y estrategia, pero a un nivel muy profundo se trata de amor, integridad y respeto».

 

Según comentan los más avezados conocedores del béisbol en Cuba, la 63 Serie Nacional de Béisbol será una contienda más que compleja para todos los equipos. Ello, debido a la juventud de las plantillas y el impacto que provoca la salida del país de un gran cúmulo de talentos en búsqueda de firmar con alguna franquicia de Grandes Ligas.

El equipo de los Cocodrilos de Matanzas no es ajeno a este flagelo, ya que de la edición precedente del torneo ya no militan en el equipo varias de las figuras establecidas. Ya sea por lesión, por contrato gestionado por la Federación Cubana o por vía propia, los «Saurios» -como se les conoce popularmente a los matanceros- ya no cuentan en su plantilla con Naikel Cruz, Yoanni Yera o Yurisbel Gracial, todos ellos figuras cimeras para la consecución de los buenos resultados que atesora la provincia en los clásicos domésticos.

A lo largo de los años Matanzas logró consolidar un roster con figuras establecidas y algunas adiciones que aportaron siempre nuevos bríos al equipo. En la actual contienda un número elevado de jugadores nacidos en tierras yumurinas defiende la casaca de otros equipos. Tal es el caso de Roberto Álvarez y Julio Cesar González, quiénes defienden la franela de Industriales o Sandy Menocal y Juan Miguel Martínez, los que refuerzan la nómina de los Huracanes de Mayabeque.

Pudiera seguir sumando nombres y la lista se haría un tanto larga -y a la vez generaría asombro por los nombres que aparecen en ella. Muchos de estos peloteros son relativamente jóvenes, por lo cual necesitan del juego diario para pulir deficiencias y desarrollar sus habilidades y con su provincia. Lastimosamente no contaron con la posibilidad, ya sea por tener otros peloteros por delante, por diferencias con la dirección del equipo o simplemente por ser considerados descartes.

Para nadie es un secreto que importar peloteros de otras provincias es un mal de fondo que arrastran los equipos de Matanzas desde la época de Víctor Mesa y que bajo la tutela de Armando Ferrer se ha acrecentado.

Ésta pudiera ser una de las razones que avive a los peloteros a cambiar de equipo toda vez que no tienen posibilidad de jugar y desarrollarse.

Es importante analizar de manera objetiva que si traes un pelotero de otra provincia, le restas posibilidad al de tu conjunto. A largo plazo. las figuras más veteranas del equipo deberán dar paso a las nuevas generaciones y ¿cómo se hace esto cuando peloteros jóvenes no tienen partidos de béisbol acumulados y que ante esa imposibilidad deciden marcharse a otro territorio o dejan de jugar pelota?

Y no se está diciendo que no exista la competitividad, pero ¿de qué sirve armar una constelación de estrellas si no das posibilidades al relevo de prepararse?

Cómo dijera el ex directivo de la MLB, Patrick Gillick: «El béisbol es acerca de talento, trabajo duro y estrategia, pero a un nivel muy profundo se trata de amor, integridad y respeto».

  • George Carlos Roger Suárez, estudiante de Periodismo — Foto: Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *