15 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Dos heroínas de la Revolución: Lidia Doce y Clodomira Acosta

“Mujeres heroicas… Clodomira era una joven humilde de una inteligencia y valentía a toda prueba, junto a Lidia, torturadas y asesinadas, pero sin que revelaran un solo secreto ni dijeran una palabra al enemigo”.
Lidia y Clodomira

Foto: Granma.

 

Lidia Doce Sánchez y Clodomira Acosta Ferrales fueron dos mujeres campesinas, mensajeras del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra, que cumplieron misiones encomendadas por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, y murieron tras terribles torturas el 17 de septiembre de 1958.

Lidia Esther Doce Sánchez fue mensajera de la Sierra Maestra. Luego del desembarco del yate Granma se unió al Ejército Rebelde siguiendo los pasos de su hijo para cumplir diversas misiones encomendadas por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara.

Lidia y Clodomira
Foto: Tomada de Granma 

Mientras, Clodomira Acosta Ferrales fue luchadora del Movimiento 26 de Julio contra la dictadura de Fulgencio Batista y trabajó como mensajera en la Columna №. 1 del Primer Frente oriental en el Ejército Rebelde.

Aunque Lidia y Clodomira tenían edades muy distintas y habían llevado vidas diferentes, se encontraron unidas por la lucha por la justicia y la libertad de la Patria.

Arriesgaron su vida diariamente para lograr el triunfo de la Revolución, señal de la firmeza de sus principios antepuestos a cualquier obstáculo del enemigo. Fidel Castro y el Che depositan su entera confianza en estas mujeres, las cuales dieron muestras de su devoción desde el comienzo.

Su fidelidad a la Revolución las llevó a ofrendar sus vidas un 17 de septiembre sin delatar un nombre ni una dirección que pusiera en peligro la vida de sus compañeros, ni tampoco los planes del movimiento revolucionario, lo cual las convirtió en heroínas, tras uno de los mayores hechos de crueldad de la dictadura de Batista en sus últimos meses.

A través una delación, Lidia y Clodomira fueron sorprendidas en la noche del 12 de septiembre de 1958 por la policía batistiana mientras se encontraban en la casa de un combatiente de la clandestinidad por una misión en La Habana.

Allí fueron testigos de la brutal golpeadura y ametrallamiento de los jóvenes Alberto Álvarez, de 21 años; Leonardo Valdés, de 23; Onelio Dampiel, de 22; y Reinaldo Cruz, de 20 años. Se abalanzaron sobre los asesinos, pero ellos las arrastraron fuera del edificio y las trasladaron de inmediato a una Estación de Policía.

Las valientes mujeres tuvieron un largo peregrinar de una estación de policía en otra, hasta que el coronel Emilio Laurent, al ver que no hablaban y ya moribundas, las metió en una lancha en La Puntilla, al fondo del castillo de La Chorrera, y en sacos con piedras las sumergieron y las sacaron del agua muchas veces sin resultado alguno, hasta que el propio Laurent las soltó en el mar.

Al referirse a ellas, Fidel dijo: “Mujeres heroicas… Clodomira era una joven humilde de una inteligencia y valentía a toda prueba, junto a Lidia, torturadas y asesinadas, pero sin que revelaran un solo secreto ni dijeran una palabra al enemigo”.

En este 65 aniversario de su asesinato reciben el homenaje del pueblo cubano al cual representaron dignamente y por el que se mantuvieron firmes hasta la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *