19 de junio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

Los niños, una prioridad en Cuba

En nuestro país existe la voluntad política de garantizar el adecuado desarrollo y bienestar de la infancia. La Convención sobre los derechos del niño entró en vigor en Cuba el 20 de septiembre de 1991.

En distintos países del mundo se celebra el primero de junio el Día internacional de la Infancia.

La jornada tiene como objetivo recordar que los infantes son el grupo más vulnerable y afectados de las distintas crisis regionales y mundiales. En este sentido las Naciones Unidas proponen en la fecha enfatizar en la defensa en los derechos básicos de la infancia: Salud Educación y Protección.

La historia de esta conmemoración revela la lucha por el reconocimiento de tales derechos. El punto de partida fue la Conferencia Internacional en Defensa de la Niñez en Viena el año 1956. Allí se proclamó que solo por nacer, el niño tiene derecho a ser feliz.

En nuestro país existe la voluntad política de garantizar el adecuado desarrollo y bienestar de la infancia. La Convención sobre los derechos del niño entró en vigor en Cuba el 20 de septiembre de 1991.

En 2023 los diputados de la décima legislatura aprobaron la Política para la Atención Integral de la niñez, adolescencia y las juventudes.

La política articula los factores que intervienen en las condiciones en que viven estos grupos etarios, transversaliza sus derechos y concibe a las nuevas generaciones como actores estratégicos para el desarrollo del país.

No solo desde la legislación, los niños, adolescentes y jóvenes cubanos también son prioridad en el sector de la Salud y la Educación.

Cada infante cubano está protegido contra trece dolencias que en su mayoría constituyen flagelos en otros países de América Latina y África. La UNICEF reconoció a nivel global la experiencia cubana en la atención educativa en edades tempranas a través del programa Educa a tu Hijo y los Círculos Infantiles.

En la mayor de las Antillas tenemos claro el principio martiano de que los niños son la esperanza del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *