18 de julio de 2024

Radio 26 – Matanzas, Cuba

Emisora provincial de Matanzas, Cuba, La Radio de tu Corazón

El sindicato puede funcionar mejor en la Construcción

De eficiencia, calidad, fluctuación laboral, de facultades por utilizar en el sistema empresarial y de otros muros entorpecedores del proceso inversionista en Matanzas se debatió en la sesión provincial de la Segunda Conferencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (SNTC).
El sindicato puede funcionar mejor en la Construcción

De eficiencia, calidad, fluctuación laboral, de facultades por utilizar en el sistema empresarial y de otros muros entorpecedores del proceso inversionista en Matanzas se debatió en la sesión provincial de la Segunda Conferencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (SNTC).

El sindicato puede funcionar mejor en la Construcción

En esta suerte de congreso que pone fin a un proceso iniciado en los colectivos laborales, extendido luego a la estructura municipal hasta llegar a esta instancia, fue punto esencial el fortalecimiento de las
organizaciones de masas, sobre todo en la base, que es donde se concreta el trabajo sindical.

Para que haya funcionamiento orgánico tiene que haber sindicato, y ello solo es posible si existe afiliación en las fuentes estatales, privadas y entre los jubilados, se insistió en referencia, entre otros aspectos, al marcado éxodo de operarios de importantes agrupaciones constructoras de Varadero.

Los dirigentes sindicales Armando Roncourt, del contingente Vladirmir I. Lenin, y María Mercedes González, del Playa Girón, asociaron la migración laboral a los bajos ingresos. “Cualquiera gana más que un trabajador nuestro, que además está albergado”, afirmó Roncourt.

“Ya Varadero no es un lugar atractivo. Hemos perdido el 15 por ciento de la fuerza y, como si fuera poco, de 232 Maestros de la Construcción solo nos quedan 42”, lamentó González.

Ambos insistieron en las quejas referidas al aseo personal, uno de los reclamos más viejos pendiente de solución, y a la alimentación, muy agravada en los últimos tiempos, un asunto que corre a cargo de la Unidad Empresarial de Base de Servicios a la Construcción, conocida como VARSE.

“No es de brazos cruzados como resolveremos los problemas”, advirtió Osmar Ramírez, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). “¿Qué impide pedir tierra, cosecharla, y gestionar sus propia comida”, preguntó. “En manos de ustedes está crear un autoconsumo y mantenerlo con cambio de labor”, insistió.

“Esa práctica nos da muy buenos dividendos a nosotros. Que gracias al director nos hicimos de un pedazo de tierra, atendido por nosotros mismos y hoy gracias a esa iniciativa nuestra alimentación ha mejorado”, aportó Leonardo Vidal, secretario del buró sindical de la Asociación Económica Internacional de Varadero.

“Se trata de dejar el pesimismo y de echar manos a reservas que hoy tenemos y frenan nuestro desarrollo”, consideró.

Con su criterio concordó Jorge Luis Hernández Rodríguez, director de la Empresa de Proyecto de Arquitectura e Ingeniería (EMPAI). “Hay que saber lidiar con crisis como la energética, con las dificultades afrontadas por la economía y concentrarnos en lo que nos toca a nosotros. Hay que buscar mercados, salir a gestionar el trabajo, son de las posibilidades que tenemos en las 43 medidas para perfeccionar el sector empresarial. Hay muchas subjetividades que afectan. Eso es lo que nos toca superar”, reflexionó.

Raquel Rodríguez, directora del Centro de Desarrollo de Normas y Costos del Ministerio de la Construcción (MICONS), dijo que se trata de aprender más de lo aprobado y aplicarlo bien. Generalizar las buenas prácticas, porque aún falta conocimiento sobre lo legislado.

Javier Gómez Pérez y Orbi Bonell, socios de las mipymes Habital y Bonell, respectivamente, se refirieron a sus aportes sociales en hospitales, escuelas, en la construcción de viviendas como parte del programa de subsidios y a la eliminación de pisos de tierra. Bonell especificó que los precios por sus servicios constructivos se corresponden con las normas. Aclaró que no hay ganancias en la ejecución de las obras a organismos como Salud y Educación, que no le generan utilidad porque en esos casos los precios son los más bajos posibles. “Es la manera que tenemos de aportar a causas sociales, de ayudar y lo hacemos con calidad”.

Las palabras de Bonell respondieron a un delegado que planteó las desventajas entre los ingresos de un empleado de las nuevas forma de gestión y los de la construcción. En sentido, aclaró que los créditos
los obtienen la gestión de la fuerza laboral: “Donde van cuatro para hacer una vivienda no pueden haber 10 y si el cronograma es de un mes, no puede extenderse más que ese tiempo. Eso es un elemento que tiene que fortalecer la Empresa Estatal Socialista”, estimó.

Esos contrastes entre los que logran resultados y otros no, pudieran cambiar con un eficaz desempeño interno de la organización. “Funcionar con calidad. Ese es el mejor aporte que en Matanzas se podrá hacer al proceso inversionista del que tanto depende el progreso del turismo en polos estratégicos como el de Varadero”, instó Misael Rodríguez Llanes, secretario general del SNTC.

“Funcionar es tener completo el ejecutivo, trabajar con el convenio colectivo, en lo que aún falta cultura, que la asamblea de afiliado sea el escenario transformador de cada lugar y se parezca al lugar donde actúa”, precisó Rodríguez Llanes.

Uno de los acuerdos de la Segunda Conferencia fue proponer un cambio en el nombre del Sindicato por el de Trabajadores de la Construcción y de Recursos Hidráulicos. Los delegados ratificaron como secretaria general del Sindicato provincial del SNTC a Yudey Blanco.

Fotos: de la Autora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *