La deuda de los sobrevivientes (+audio)

Yo, que los observo distante, disimulo la lágrima que asoma. No se compara este dolor con el suyo, tan intenso y profundo que alcanza los huesos, las arterias, el corazón. La deuda que tenemos con ellos es impagable. Nosotros, los sobrevivientes, le debemos la sobrevida.

Leer más

El humo, la ciudad, la vida

La ciudad es la misma y no lo es, la vida transcurre con la mirada en el verano anterior marcada por un rayo que la convirtió en templo para los valientes. Más allá del humo negro inolvidable, del dolor de un país, Matanzas para siempre fundió almas y huesos, y por ahí caminan los héroes y las heroínas.

Leer más
Mostrar Botones
Ocultar Botones